LA NOCHE EN BLANCO 2016 Y EL BUEN TIEMPO HACEN DEL OTOÑO EN TARIFA UNA OPORTUNIDAD TURÍSTICA

Numeroso público se concentró en la céntrica Calzada para disfrutar del espectáculo desde primeras horas de la noche

Las palabras del Alcalde dieron apertura oficial a la Noche en Blanco de Tarifa 2016. La cita fue descrita por el regidor como “eminentemente cultural y artística” y desarrollada en una estación del año, el otoño, que tiene un interesante potencial turístico. Francisco Ruiz se refería así al interés de su gobierno por seguir contribuyendo a la desestacionalización turística del municipio para continuar también con los parámetros marcados por el Plan Estratégico existente para la ciudad tarifeña.

El buen tiempo imperante, generalmente, en esta época del año se toma ya como factor de base para añadir otros elementos característicos de la cultura y la sociedad tarifeñas. De ahí que la programación prevista y ofrecida como agenda para estas dos noches del 7 y el 8 de octubre, se haya sustentado en la oferta municipal de formación artística, sobre todo.

Sobre el escenario instalado para la ocasión, en pleno centro de la ciudad, junto al templo principal de San Mateo, fueron haciendo su aparición progresiva las aulas de flamenco de Rocío Díaz y Mercedes Alcalá. También se contó con la actuación de Nazaret Conde y su demostración de “danza del vientre” y Raúl Rusconi hizo lo propio con el tango. Conde ofrece clases en Tarifa, así como Rusconi anunció que Tarifa contará con un festival de tango argentino para primeros de diciembre.
La Banda Municipal de Música no podía faltar y sus músicos fueron los encargados de hacer un guiño a Cervantes. Llegaron caracterizados como personajes quijotescos y a la dirección de Pepe Muñoz se unieron los versos recitados por Antonio Valencia.
La programación de esta noche ha tenido otra cualidad: su dinamismo. Todo ha sido puntual y según lo establecido y a cada actuación le ha sucedido otra sin hacer esperar al público.
Y ha sido la misma cantidad de gente la que, minutos después de contemplar el escenario, pudo girarse hacia un balcón central en la misma Calzada para escuchar la voz quebrada de Manolo Garrido cantando flamenco. Los fandangos del cantaor tarifeño fueron acompañados por la guitarra de Fran Muñoz. Mientras, un grupo disgregado de violinistas interpretaban piezas clásicas por distintos puntos del casco histórico.
En el teatro municipal Alameda se terminaba de “cocer” el resto de la noche con los “Antílopez”.

0 Comentarios

No hay comentarios disponibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ArabicEnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Cambiar tamaño de texto
Contraste