GIL PIDE DIÁLOGO EN UNA NUEVA CONVOCATORIA SOBRE LA DUNA

El primer edil defendió en la Junta Rectora del Estrecho que la Isla sea gestionada por el Ayuntamiento

El alcalde de Tarifa reclama que el mayor consenso posible y la premura, definan los próximos pasos en la atención al problema de la duna de Valdevaqueros y su desplazamiento sobre la carretera cercana. Juan Andrés Gil que participó ayer en la Junta Rectora del Parque Natural del Estrecho, apuntó a que el estudio presentado por el catedrático Miguel Ángel Losada ratifica el tipo de intervenciones reclamadas por los vecinos para mantener la estabilidad de la duna.

El primer edil tarifeño se refirió así el concepto novedoso introducido por el titular de la Universidad de Granada. El citado estudio concluye en que la situación actual de la duna de Valdevaqueros -con el continuo y progresivo desplazamiento hacia la carretera- es el resultado de progresivas intervenciones humanas en la unidad fisiográfica comprendida entre la Isla de Tarifa y el litoral de Paloma. Acciones que han determinado el aporte continuo de arena a la zona y la movibilidad de un sistema en principio más estable.

 

En consecuencia, el citado estudio aboga por adoptar medidas integrales que ayuden a paliar el problema. “Se impone ahora, mucho más que nunca, la concertación y el diálogo entre las administraciones. A la luz de la certeza científica aportada por este estudio, tenemos que ser capaces de adoptar las soluciones más efectivas. Por eso, este Ayuntamiento que había citado a todas las partes a un próximo encuentro el 24 de febrero, comunicó ayer a la Junta Rectora la suspensión de esa cita para en un ejercicio de responsabilidad, ponernos a coordinar agendas y concretar una nueva fecha en la que estén presentes todas las partes. Espero que ninguna de las administraciones se demoren en demasía y en el plazo de unos 10 ó 15 días ya haya fecha para un nuevo encuentro”. “Hemos sido acusados de plantear pantomimas y puestas en escena cuando nuestro único interés es buscar soluciones definitivas al problema de los vecinos. Por eso, en un ejercicio de humildad y responsabilidad volvemos a plantear la necesidad de un encuentro que reúna a todas las administraciones con tiempo suficiente para cuadrar agendas y comprometer su participación”.

Desde el gobierno se ha lanzado también un mensaje de aliento a los vecinos de Paloma. Y es que, de alguna forma el diagnóstico realizado en el citado estudio, viene a confirmar el mensaje mantenido por los vecinos de la zona sobre la posibilidad de “mantener la duna en altura y controlar su impacto sobre los asentamientos humanos más cercanos a través de su manipulación. Hasta este momento todos los estudios científicos nos decían que la duna era un sistema salvaje y que había que respetar esas características. Ahora se sostiene que el estado natural de la duna es la estabilidad, y su situación actual, inestable, es fruto de la intervención humana que puede ahora procurar también la restitución de su estado”.

Por otro lado, desde el gobierno local se ha apuntado también a la Isla de Tarifa como otro de los asuntos relevantes abordados ayer en la Junta Rectora del Parque Natural del Estrecho.

En esta línea, el alcalde defendió ayer ante las distintas administraciones, agentes sociales y políticos representados en la Junta Rectora, la idea de que sea el Ayuntamiento de Tarifa como legítimo representante de los ciudadanos, quien coordine el futuro del enclave. Una coordinación municipal que no significa responsabilidad unilateral, sino “compartida y proporcionada con el resto de administraciones de acuerdo con el nivel de inversiones destinados a la zona. Lo que no nos vale y rechazamos abiertamente, es la estrategia de la Junta de Andalucía que pretende asumir el bien patrimonial que significa la Isla de Tarifa, sin plantear inversiones, ni destinar fondos. El Ayuntamiento local como legítimo representante de los ciudadanos, debe ser el eje vertebrador sobre el que se asiente el futuro de la Isla. Trabajando además en el concierto y participación del resto de las administraciones”.

En esa línea el gobierno local diferenció ayer su propuesta de la presentada por la delegación territorial de Medio Ambiente que aboga porque sea el Parque Natural del Estrecho quien titule el futuro de la Isla. “El Parque Natural defiende los intereses medioambientales pero en ningún caso puede considerarse que esta entidad represente los intereses de todos los ciudadanos. Esa es una atribución legítima del Ayuntamiento que cada cuatro años es escogido por los ciudadanos. En este sentido, escapa de nuestro entendimiento la postura del PSOE local que representado en la Junta Rectora por Francisco Ruiz ha avalado la propuesta del PSOE regional. Creo que se ha equivocado porque ha antepuesto los intereses de su partido a los de los ciudadanos tarifeños que aspiran a que la Isla revierta en su futuro”.

0 Comentarios

No hay comentarios disponibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ArabicEnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Cambiar tamaño de texto
Contraste