EL ALCALDE SE DEFIENDE DE LAS CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN SOBRE EL PACTO CON ULT

 

Juan Andrés Gil declara que Ruiz Boix intentó comprar voluntades para conseguir estabilidad en su gobierno

El Alcalde de Tarifa ha mostrado hoy su sorpresa ante las valoraciones efectuadas por el alcalde de San Roque sobre el reciente pacto cerrado en la ciudad con la formación ULT. Para el primer edil tarifeño, Juan Andrés Gil García, Ruiz Boix no es el indicado dentro de las filas socialistas para ejercer la función de “perro de presa”. “Compartimos instituciones y tenemos un espacio comarcal común. No es el personaje socialista apropiado para ejercer la confrontación. Su partido debe contar con otros para ese tipo de papeles”, declara el alcalde tarifeño.

 

 

Pero Gil García no duda en afirmar que Boix “miente descaradamente cuando dice que existen once concejales liderados en Tarifa”. Y es que, se trata de una clara cuestión matemática porque tan solo 6 de los concejales que integran el gobierno están liberados y tienen dedicación exclusiva, el resto ejercen sus funciones como tal con media dedicación.

La cuestión de los pactos se entiende en Tarifa desde una clara vocación de servicio y esto “ha sido el motor para cerrar un nuevo acuerdo político y conseguir un gobierno tripartito y todo ello a pesar de que no nos era necesario”, aclara también el alcalde de Tarifa. “Ello en contraposición a la tensa situación política del municipio vecino de San Roque donde el gobierno tripartito existente ha sido necesario para poder conseguir mayoría de gobierno”. Gil García va más allá cuando valora incluso que “es sabido el interés de Ruiz Boix por comprar económicamente la voluntad de otros concejales para conformar un gobierno estable y tener la mayoría absoluta, algo que anhela”, explica. “Esto es entrar en la cloaca política descaradamente, algo que es impensable en un municipio como el tarifeño”.

La valoración sobre el coste económico de los pactos políticos no escapa tampoco al gobierno local liderado por Juan Andrés Gil García. El munícipe hace cuentas claras y señala a los 280 mil euros que supone la corporación tarifeña y los 535 mil que cuesta mantener la alianza en San Roque. “Todo ello con el mismo número de concejales, aunque en el caso sanroqueño sí que son once los liberados”, añade.

Por último, Juan Andrés Gil García quiere desprenderse de otras falacias difundidas en los medios de comunicación por el Partido Socialista y aclara que Ruiz Boix “en sus ensoñaciones tan sólo ve fantasmas y situaciones que no existen”. “Este responsable socialista, declara, no quiere ver las guerras fraticidas que se dan en su partido a todos los niveles, y también a nivel comarcal e incluso entre sus compañeros de partido en Tarifa”. “El Partido Socialista está roto, desmembrado, sin liderazgo alguno y sin futuro”, termina respondido el alcalde de Tarifa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 Comentarios

No hay comentarios disponibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ArabicEnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Cambiar tamaño de texto
Contraste