REINÉ DIO EL VISTO BUENO A LA ESTATUA DEL GENERAL COPONS

De grandes dimensiones, la obra resulta de un concienzudo estudio que consigue su integración en el entorno   

Con un coste mínimo para las arcas municipales, sigue adelante el proyecto que quiere culminar el Bicentenario del Sitio de Tarifa con la incorporación de una estatua conmemorativa en los denominados lugares del Asedio. En este sentido el asesor artístico de la Comisión Municipal del Bicentenario, el tarifeño Manuel Reiné dio el pasado sábado el visto bueno a la obra creada por el escultor onubense Alberto Germán Franco. Reiné Jiménez acudía al taller del escultor junto al Comisario del Bicentenario, Juan Antonio Patrón Sandoval y el alcalde tarifeño, Juan Andrés Gil. Todos coinciden en el rigor histórico y la calidad artística de la obra que pasa mañana martes a los talleres de la fundición “A la Cera Pedida” para su creación en bronce.

 

Con una altura destacada, la escultura en barro es el resultado de un concienzudo estudio previo que busca la integración del monumento en el entorno urbano escogido. Así, tras su visita el pasado sábado a los talleres del onubense Alberto Germán Franco, los delegados de la Comisión han destacado el trabajo realizado para que la silueta del general Francisco Copons y Navia sea perceptible de manera proporcionada y con profusión de detalles desde cada una de las diferentes perspectivas posibles.

Y es que proyectada para levantarse sobre una peana en la confluencia de las calles Maria de Molina, Asedio, General Copons, Independencia y Calzadilla de Téllez, la futura estatua de bronce se colocará en lo que fue la antigua puerta amurallada del Retiro, uno de los lugares claves en la resistencia contra el asedio de las tropas napoleónicas. En esta línea, el asesor artístico de la Comisión del Bicentenario, Manuel Reiné que viajó el pasado sábado a los talleres de Alberto Germán, se mostró entusiasmado con la obra que llegará a Tarifa el próximo mayo. “El trabajo extraordinario del autor porque desde cualquier punto de vista que se mire, la obra resulta bien compuesta y completa. Eso es fundamental en una obra exenta que puede ser contemplada desde todos los ángulos. Estoy feliz por haber estado en este taller y haber tenido la oportunidad de conocer a Alberto Germán. Lo considero un amigo y un gran artista”.

Pero además los miembros de la Comisión que han dado luz verde para que la obra sea ya fundida en bronce, han destacado igualmente el riguroso estudio histórico que presenta cada uno de los detalles del uniforme de mariscal de campo que distingue a la recreación del general Copons.

Así el bicornio bordeado con galón y presilla, la levita o casaca con faldones recogidos, o los múltiples detalles recogidos de la época como el tipo de sable de estilo británico, o la decoración con doble broche de cabeza de león en el cinto porta sable están también recreadas desde un perspectiva historicistas que busca el rigor y la fidelidad con la época. Lo destacaba así el alcalde tarifeño Juan Andrés Gil que apuntaba a un trabajo brillante que llena de satisfacción a todos. “La creatividad artística del escultor se ha unido y coordinado con la rigurosidad histórica del proyecto asesorado por el especialista Juan Antonio Patrón. El resultado es una obra completa y brillante que permitirá realzar la historia de todos los tarifeños”.

Pero el responsable político ha subrayado además que la incorporación del nuevo monumento al perfil urbano de un centro histórico declarado de interés, ha sido contemplado y asumido en la actualidad época de carestía económica. Lejos de suponer un coste gravoso para el Ayuntamiento, la Comisión del Bicentenario ha sabido la aprovechar la proyección que el escultor onubense quiere dar a su carrera profesional en la provincia de Cádiz para concretar un presupuesto y oferta económica para Tarifa. Además desde el gobierno se incide en que ya se ha buscado la colaboración de empresas privadas de la zona para hacer frente a los costes de instalación de la peana o soporte sobre el que irá colocada la escultura definitiva.

La escultura conmemorativa del Bicentenario reproduce un momento especialmente simbólico. Aquel en el que el general Copons lee el escrito de intimación remitido por el general francés Leval para que entregara la plaza. En la visita del pasado sábado el escultor que ultimaba algunos detallas del calzado y vestidura de la obra, confirmaba a Juan Antonio Patrón, Comisario del Bicentenario que en el modelo definitivo se reproducirá el texto del citado escrito de intimación.

Patrón Sandoval se mostraba también especialmente satisfecho con una obra “que trascenderá a la programación del Bicentenario. Atrás ha quedado un intenso y arduo trabajo de documentación y coordinación con el autor. Sólo puedo alegrarme porque la obra cuente con el visto bueno del artista tarifeño Manuel Reiné”.

 

0 Comentarios

No hay comentarios disponibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ArabicEnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Cambiar tamaño de texto
Contraste