Día: <span>4 de julio de 2019</span>

HASTA EL 1 DE AGOSTO SE PUEDE OPTAR A LAS AYUDAS DE REHABILITACIÓN DE EDIFICIOS Y VIVIENDAS DE LA JUNTA

La Oficina de la Vivienda de Tarifa, situada en URTASA orienta sobre el procedimiento

Hasta el próximo 1 de agosto permanecerá abierto el plazo para optar a las ayudas andaluzas en materia de rehabilitación de edificios  y viviendas. Los inmuebles objeto de mejora tiene que haber sido construidos antes del año 1996, y en el caso de bloques de comunidades, al menos el 50 por ciento de las viviendas tienen que ser residencia habitual. La Oficina de la Vivienda de Tarifa centraliza toda la información al respecto.

Se trata de financiar obras de conservación, mejora de la seguridad y accesibilidad e incremento de la eficiencia energética y sostenibilidad en edificios de residencia colectiva y viviendas particulares. Los destinatarios de las ayudas a edificios son comunidades de propietarios en las que al menos el 50 por ciento tiene que residir de manera habitual en las viviendas. Las ayudas se aplican a inmuebles construidos antes del 1996 y los ingresos del 50 por ciento de las unidades de convivencia tienen que ser inferiores a 5,50 veces el  IPREM.

Las ayudas supondrán en general el 40 por ciento del presupuesto y pueden oscilar entre los tres mil euros y los 17.000 mil euros, dependiendo del tipo de intervención e ingresos de los propietarios. Así para las obras de conservación se establece un tope de 3.000 euros, y para las mejoras de accesibilidad, eficiencia energética y sostenibilidad el límite es 8.000.

En las mejoras de accesibilidad la cuantía máxima subvencionable puede ascender hasta los 17.000 mil euros (75% del presupuesto) en las unidades de convivencia con ingresos inferiores a 3 veces el IPREM,  o en las que haya una persona con diversidad funcional o mayor de 65 años.

El mismo  tipo de intervenciones y cuantías se establecen igualmente para la rehabilitación de viviendas. La convocatoria  se publicó en el BOJA del pasado martes, y el plazo de presentación de solicitud se extiende hasta el 1 de agosto de 2019.

Destinatarios

Comunidades de propietarios y particulares interesados pueden recabar información y asesoramiento en la Oficina de la Vivienda, situada en la sede de la empresa municipal URTASA, en la calle Juan Trejo.

Tipos de mejoras

Las subvenciones contemplan tres tipos de actuaciones. Las de mejora de  conservación atienden a azoteas, fachadas e instalaciones comunes como fontanería, saneamiento y otras.

Las de accesibilidad tienen que ver con  la instalación o adaptación de ascensores o rampas, y la automatización de elementos.

Como eficiencia energética se entiende el aislamiento térmico con la sustitución de carpintería y acristalamiento, la instalación de equipos de generación de energías renovables, o la mejora de los sistemas de acondicionamiento térmico y producción de agua caliente sanitaria.

LA PLAYA CHICA HA SIDO EL ESCENARIO DE UN SIMULACRO DEL DISPOSITIVO DE SOCORRISMO

Se trata de mejorar los tiempos de respuesta y promover entre los bañistas una conciencia preventiva sobre los riesgos

   Un bañista parece encontrarse en apuros para salir por sus propios medios del agua. Es avistado desde la torre que da la señal inicial de que algo anormal sucede. A partir de ahí se desencadena un dispositivo que lucha contra el tiempo. En 23 minutos y 30 segundos, el accidentado, estabilizado, llega al centro sanitario de referencia. Es la situación vivida esta mañana por bañistas de la playa Chica. El dispositivo de socorrismo en playas desplegaba ante la atenta mirada de los usuarios un simulacro de rescate.

El socorrista acuático tiene que manejar tiempo y seguridad para que el rescate comience bien desde el principio. Los primeros 10 minutos son vitales para evitar la magnitud de daños posteriores. Sobre la arena, una primera maniobra de Reanimación Cardiopulmonar es vital dada la situación recreada hoy. Francisco Gálvez de “SOCOSERVIS”, servicio que asume el salvamento en las playas locales explicaba que se trata de un ensayo en el que no obstante todos los esfuerzos son reales. Desde el propio contexto de la playa Chica, lleno de bañistas en torno a las doce y media de la mañana, hasta el despliegue del operativo en la zona.

Es además un medidor de los tiempos de reacción y coordinación. De aquí se sacan conclusiones para mejorar la preparación ante alarmas reales. Apertura de vías, Reanimación Cardiopulmonar avanzada, inmovilización  y traslado se adoptan de forma gradual con un protocolo medido.

La coordinación del dispositivo con los efectivos de seguridad de la Policía Local y Guardia Civil y Centro de Salud es también determinante en estos casos. Garantiza entre otros aspectos la rapidez en la evacuación de la zona con especial tránsito de personas y vehículos, y la alerta de los sanitarios.

Con la evacuación termina sólo parte del ejercicio. Ahora hay que contrastar tiempos empleados y coordinación efectiva de los intervinientes. Finalmente el accidentado ha tardado un total de 23 minutos  y 30 segundos en llegar al Centro de Salud ya estabilizado, una referencia óptima para este tipo de intervenciones.

Poner a prueba los tiempos de reacción del dispositivo es uno de los objetivos. Pero también se busca visibilizar estos ejercicios para que los bañistas entiendan que el mejor salvavidas es la prevención.

La seguridad del bañista es una responsabilidad compartida. Las advertencias e indicaciones de los socorristas no son gratuitas. El alcalde de Tarifa, Francisco Ruiz y la Teniente de Alcalde, Noelia Moya seguían hoy de cerca el desarrollo del ejercicio. Es además una evaluación del plan de seguridad y salvamento en la  playa Chica, continuamente auditada  en el marco de  la certificación Q de calidad.

ArabicEnglishFrenchGermanPortugueseSpanish