LAS ÚLTIMAS CINCO VIVIENDAS SOCIALES DE TAHIVILLA YA TIENEN INQUILINOS Y FUTUROS DUEÑOS

Con la entrega de llaves realizada hoy, culmina un procedimiento que ha desbloqueado el acceso a 12 VPO pendientes de adjudicación

Las últimas cinco familias que han podido acceder a las doce viviendas sociales de Tahivilla, tienen ya en su poder las llaves de los inmuebles. La modificación en el régimen de compra, ha permitido en apenas cinco meses adjudicar unas viviendas pendientes de ocupación durante años. Con las firmas de hoy, los cinco últimos adjudicatarios acceden al alquiler con derecho a compra y se cierra un proyecto pendiente.

Los ayuntamientos de Tarifa y Tahivilla, la municipal empresa Urtasa y la consejería andaluza de Viviendas han hecho posible unas modificaciones que ya garantizan el acceso a una vivienda digna a un total de doce familias en la zona rural. El pasado mes de febrero, desde ambas administraciones con el visto de la Junta de Andalucía y bajo la coordinación de URTASA, se ponía sobre la mesa una nueva opción de alquiler con derecho a compra que finalmente ha permitido satisfacer las demandas de viviendas en la zona y ocupar inmuebles infrautilizados.

Por un alquiler cercano a los 290 euros mensuales, los doce buenos adjudicatarios tiene ya acceso a un vivienda digna en condiciones económicas asequibles. En un periodo de diez años pueden optar a la compra de la propiedad con descuentos ventajosos. Coincidiendo con la firma del contrato que vincula a los cinco últimos adjudicatarios, alcalde tarifeño, Francisco Ruiz los felicitaba a todos ellos y agradecía el compromiso y tesón depositados en una modificación que finalmente les garantiza el acceso a una vivienda digna. Ruiz Giráldez ha destacado el trabajo coordinación para desbloquear una situación anómala de doce viviendas sociales pendientes de habitar en una zona con demandantes de VPO.

La concejalía de Viviendas a través de la empresa municipal URTASA y con la implicación de la Junta de Andalucía planteó la modificación del régimen inicial de compra el pasado febrero. En pocos meses, las doce viviendas tienen ya inquilinos que pueden hacer frente a las condiciones de arrendamiento. Lo subrayaba así el concejal Francisco Terán que daba la enhorabuena a los inquilinos y futuros propietarios. Terán Reyes calificaba esta medida y su culminación feliz como representativas de una acción de gobierno que apuesta por el “diálogo continuo con las administraciones, la honestidad, la honradez y la capacidad de trabajo como constantes”.

Para Tahivilla, la entrega de las nuevas viviendas significa también la consolidación paulatina de la población en el ámbito rural. Una preocupación continúa porque del número de habitantes depende en buena parte la dotación de servicios y prestaciones vitales como la sanidad o la educación. Lo recalcaba así el alcalde de la entidad local, Diego España que apuntaba además a la disponibilidad de nuevo suelo municipal para acoger nuevos proyectos futuros.

Del grupo original de las 36 VPO de Tahivilla queda ya sólo por habitar un inmueble con características especiales para la población discapacitada.

0 Comentarios

No hay comentarios disponibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ArabicEnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Cambiar tamaño de texto
Contraste