TRAGSA REPARA YA EL CAMINO RURAL DE PUERTOLLANO, ANTES LO HIZO EN LA AHUMADA

La actuación, por parte de Medio Ambiente, responde a la solicitud del gobierno que hoy hizo seguimiento, en el lugar, a cada detalle

 La puesta a punto del camino rural de Puertollano ha comenzado hoy con maquinaria pesada de la empresa pública “Tragsa”. Son trabajos de reparación y nivelado de la superficie que se extenderán a lo largo de cuatro kilómetros de carril, aproximadamente.

No ha sido ésta la primera intervención desarrollada, a instancias del gobierno local, por parte de la delegación territorial de Medio Ambiente. Ya antes se llevaron a cabo trabajos similares en el carril que conduce a La Ahumada.

El acondicionamiento de pistas y caminos rurales está siendo una prioridad para los munícipes que cuentan con una programación establecida desde hace unos meses para hacer incursiones graduales.

Hasta la zona se trasladó hoy el Alcalde, Francisco Ruiz junto a la delegada municipal de Montes, Lucía Trujillo.

La maquinaria específica, una motoniveladora en principio, se dedica a hacer uniforme el terreno y a prepararlo para el resto de tratamientos. En muchos casos se necesita de cierto aporte de material que llega hasta las zonas de actuaciones con camiones de carga. Después se actuará con una cuba para la humectación del terreno y la compactación última.

El procedimiento es prácticamente el mismo en cada camino a los diseminados, aunque en algunos casos las actuaciones conllevan también la apertura de cunetas. La idea es la de facilitar el acceso a los vecinos pero también dejar listas estas pistas para la temporada primera del otoño.

Por otro lado, en la jornada de hoy ha comenzado el descorche en monte público. Se trata de una actividad que en esta edición recae en Monte Ahumada. Se espera extraer casi 6 mil quintales castellanos, es decir, un total de 276 toneladas de corcho.

La campaña actual ya da sustento a 11 trabajadores de Facinas y alrededores que, por cierto, son el relevo generacional de una actividad extractiva muy antigua y que aún conserva el tradicional modus operandi.

En Tarifa se trabaja con mulas y arrieros que son capaces de cargar, cruzando el monte, los muchos kilos de panas de corcho. En el llamado patio, zona central estratégica, se reúnen los hombres y la carga para su posterior pesado. También esto ha sido hoy conocido de cerca por el gobierno local que no ha dudado en saludar a estos trabajadores del campo en plena faena.

Exactamente el equipo humano que trabaja en la extracción del corcho está compuesto por tres cortadores, un recogedor, dos arrieros y dos pesadores. Una cuadrilla que desde temprano comienza una faena selectiva y regeneradora.

Todavía es pronto para conocer la calidad media del corcho extraído pero se espera que esté en la línea de campañas anteriores.

La “pela del alcornoque” como se conoce también a esta actividad tradicional durará unos 50 días.

0 Comentarios

No hay comentarios disponibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ArabicEnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Cambiar tamaño de texto
Contraste