LA ESCUELA DE FÚTBOL CIERRA EL CURSO CON UNA EVOLUCIÓN POSITIVA

Padres y madres han participado activamente en la clausura donde se han reunido casi 200 niños

Los discursos han sido emotivos porque el mismo presidente del Club Deportivo Guzmán el Bueno, Diego Galindo, ha reconocido el apoyo incondicional de todo el equipo directivo. Galindo hizo referencia a una situación particular en la que ha encontrado un apoyo desmesurado de todos sus compañeros. Esto ha hecho posible continuar con la gestión del club deportivo y con un discurrir normal ante cualquier tipo de incidencia. “En la escuela de fútbol Guzmán el Bueno no sólo hay un buen equipo directivo, no sólo hay un grupo de padres incondicionales, la escuela funciona como una gran familia y así me lo habéis hecho sentir”, dijo Diego Galindo.

Minutos antes, los distintos equipos fueron pasando a la pista principal del antiguo Parque Feria. El complejo deportivo ha sido testigo de todos los entrenamientos de estos equipos durante los últimos meses. En la recepción de los alumnos los padres han aplaudido con fuerza en cada nombramiento.

 La escuela municipal de fútbol, que se forja mediante convenio de colaboración entre Ayuntamiento y club Deportivo Guzmán el Bueno, cuenta actualmente con casi 200 alumnos. Están repartidos en once equipos de edades distintas, que van desde los pre-benjamines hasta los alevines, pasando por los cuatro equipos de benjamines y el equipo “baby” (niños de hasta 4 y 5 años).

 

Son un total de 20 los monitores con los que cuenta esta organización que prestan asistencia durante todo el año guiados por el director técnico, José María Belmonte.

Galindo ha tenido palabras de agradecimiento para el concejal Juan José Medina, quien también ha querido estar presente en la clausura junto al concejal electo Manuel Peinado. Tampoco han olvidado la gestión anterior de Juan Antonio Torán, y la última de Juan Carlos Escribano (los dos concejales en el área de Deportes).

Belmonte, Galindo y el Alcalde de Tarifa han estado unidos en este acto de clausura para dejar claro el mensaje de esfuerzo y trabajo, así como las ganas para seguir fomentando el deporte entre los menores. De hecho, Diego Galindo ha planteado un reto “la recuperación del fútbol base local, la de los equipos infantil y cadete”, añadió.

El mensaje del Alcalde estuvo adaptado al público de escolares. Los pequeños pudieron oír que “una vez un Alcalde os pidió que vinieseis para pasarlo bien, para ser felices”, así les habló Juan Andrés Gil a los pequeños uniformados. Con este espíritu afrontó el primer edil tarifeño la clausura del curso, dejando a un lado la idea de competición. También agradeció la gestión de sus compañeros concejales Torán y Escribano y no olvidó referir que contarán con el compromiso de la administración local. Gil García hizo referencia indirecta a su estado como “alcalde en funciones” pero quiso transmitir la seguridad de que seguirá trabajando por la escuela.

 

0 Comentarios

No hay comentarios disponibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ArabicEnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Cambiar tamaño de texto
Contraste