LA ANTIGUA CASA DEL COMENDADOR ESTABA CUBIERTA DE DIBUJOS

La restauración emprendida sobre la antigua fachada del siglo XVII recupera casi el ochenta por ciento de la decoración original

Los casi cuatro centímetros de cal que ocultaban grabados y pinturas han sido a la postre el mejor aliado para que la decoración original de la fachada de la casa del siglo XVII se haya conservado hasta nuestro días. Lo subrayaba así hoy Blanca García restauradora e integrante del equipo técnico que lleva meses trabajando en la recuperación y puesta en valor del antiguo edificio situado en la calle del mismo nombre. Una placa de mármol blanco encontrada sobre el dintel de la puerta principal denota también que fue sede la Hermandad de la Caridad.

La restauración ha dejado al descubierto hasta cinco franjas o cenefas distintas con motivos diversos de la decoración original que singularizaba la residencia del antiguo Comendador.

Desde simulaciones de falsos ladrillos y azulejerías -característicos en la tipología cercana de ciudades como Málaga- hasta a figuras geométricas o flores de Lis, que aluden al rango de una casa noble. Todo esto puede apreciarse sobre una fachada que deja al descubierto la decoración colorista del antiguo casco histórico de Tarifa antes de la peste y fiebre amarilla del siglo XVIII decretara al tratamiento con cal de edificaciones y viviendas.

A punto de concluir, el trabajo sobre la fachada ha buscado la reintegración y recuperación de los elementos decorativos originales. Las zonas donde no quedaban restos de la pintura original se han reintegrado con la incorporación de materiales que buscan diferenciarse de las pinturas originales y resaltar la temporalidad y valor de éstas.

También el interior de esta construcción es un ejemplo también del patrimonio de la arquitectura popular de atesora Tarifa.

La promotora “Intermediaciones Dus S.L” ha tratado aquí de conservar y reintegrar revestimientos en el diseño y reestructuración de espacios que estaban en ruina. Lo subrayaba así Joaquín Muñoz de la citada constructora.

En patios interiores y fachadas laterales exteriores se han dejado a la vista los muros originales del XVII reforzados con la incorporación de morteros naturales.

Para el Ayuntamiento que a través de la Oficina Técnica Municipal ha seguido de cerca los trabajos, la recuperación de esta antigua casa de la calle Comendador es un ejemplo de colaboración entre diferentes equipos técnicos. En esta línea el alcalde Juan Andrés Gil y el arquitecto municipal Antonio Saez han subrayado el proyecto es un activo y exponente en aplicación del PEPRI o Plan de Protección del Casco Histórico.

El gobierno local ha destacado por último el empuje de emprendedores que desde el plano turístico apuestan por revalorizar espacios de interés histórico-artístico abandonados.

0 Comentarios

No hay comentarios disponibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ArabicEnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Cambiar tamaño de texto
Contraste