TARIFA QUIERE AFRONTAR EL RETO DEFINITIVO DE SANEAR SUS CUENTAS

El Alcalde se reunió ayer en Madrid con la Secrt. General de Coordinación Autonómica y Local, Rosana Navarro para incorporarse a las medidas extraordinarias que el gobierno ofrece para eliminar la deuda crónica del ayuntamiento

Se trata del Real Decreto-Ley 8/2013, de 28 de junio, de medidas urgentes contra la morosidad de las Administraciones Públicas y de apoyo a Entidades Locales con problemas financieros. El gobierno local se acoge a estas medidas y comenzará pronto a negociar un nuevo Plan de Ajuste que es visto ya como un punto de inflexión en la dinámica económica de funcionamiento. 

Así al menos lo ha presentado hoy el Alcalde de Tarifa, Juan Andrés Gil, quien habla abiertamente de “reto muy difícil y muy importante que debemos abordar con decisión. El saneamiento económico es visto ya como una necesidad porque es lo que otorgará viabilidad a la administración local para dar respuesta a las necesidades reales de los ciudadanos”.

Esto se explica con las muchas subvenciones y ayudas puntuales a la que nunca pudo acogerse el Ayuntamiento de Tarifa por su condición de moroso. Una circunstancia, la calificada por Gil García como “morosidad crónica” que ha sido el gran defecto del sistema público local y que se repite en muchos otros municipios vecinos. “Estamos acostumbrados a convivir con esa situación económica precaria pero es necesario comenzar a paliar la situación y la política de austeridad no es suficiente”.

El primer responsable municipal aboga por una propuesta más ambiciosa, un conjunto de medidas que serán aprobadas ahora para ser negociadas con el Gobierno Central hasta finales del año en curso. Y es que, existen posibilidades que emanan de las citadas medidas urgentes puestas a disposición para las entidades locales.

La deuda global del Ayuntamiento de Tarifa asciende a un total de 45 millones de euros, de los cuáles un total de 32 millones están contraídos con Hacienda y la Seguridad Social. Tarifa debe afrontar también casi 11 millones de euros de deuda financiera y con proveedores y otros acreedores hasta el global enunciado.

 

 

Ante estas cifras no queda más que adoptar una actitud bien distinta, según el gobierno. El Alcalde ha añadido que “tenemos la obligación de intentar sanear el Ayuntamiento de forma definitiva, desde el inicio de la etapa democrática se dejó de atender pagos, especialmente a otras administraciones y ahora hay que afrontar el saneamiento de más de 35 años de morosidad, es un reto histórico que merece el apoyo y el impulso de todos los ciudadanos, para dejar a las generaciones futuras un municipio saneado, solvente y ejemplo de eficacia económica y rentabilidad social en los servicios públicos.”

En cuanto al encuentro mantenido con la responsable del Ministerio de Administraciones Públicas, Gil García lo ha calificado de muy positivo, encontrando gran receptividad en la Secretaria General Rosana Navarro, con quien, a partir de ahora, mantendrán un contacto frecuente para la ayuda financiera a la ciudad tarifeña.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 Comentarios

No hay comentarios disponibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ArabicEnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Cambiar tamaño de texto
Contraste