ALCORNOQUES Y QUEJIGOS PARA UN BOSQUE DE FACINAS MÁS VIVO

Casi un centenar de vecinos participaron en la repoblación forestal del monte de Facinas conocido como Pimpollar

La zona del Pimpollar en el monte público de Facinas fue repoblada el pasado sábado con cerca de 600 especies características como el alcornoque, el quejigo o el acebuche. Grandes y pequeños participaron así en una lección al aire libre sobre cuidado y conservación de la naturaleza más cercana. Son ya diez años de la campaña “Bosque Vivo” organizada por los ayuntamientos de Tarifa y Facinas, y la asociación “Amigos de los Alcornocales” en colaboración con la consejería de Medio Ambiente.

Tras las explicaciones previas de los técnicos de Medio Ambiente en la recepción del área recreativo de Los Tornos, poco a poco los participantes en la décima campaña “Bosque Vivo” se incorporaron a la zona del Pimpollar. Una suave ladera del monte público de Facinas que cada año acoge la siembra de especies arbóreas propias del lugar como el alcornoque, el acebuche, el quejigo o el chopo.

Para hacer de la conservación del monte un asunto concerniente a todos, se buscó un año más la participación de escolares y población adulta. Organizados en pequeños grupos, a golpe de soleta y con la ayuda de los mayores, la nueva campaña tuvo mucho de aula abierta en la naturaleza. El objetivo de nuevo fue hacer entender a los más jóvenes la importancia de gestos particulares en el reto global de la conservación de bosques y ecosistemas.

 

 

Organizada por los ayuntamientos de Tarifa y Facinas, la reforestación que cada año se realiza de la mano de la Asociación “Amigos del Parque Natural de los Alcornocales”, ha dispuesto de casi 600 plantaciones de especies diversas. La delegación provincial de Medio Ambiente las hace llegar a las zonas más deterioradas del parque que se extiende a lo largo de distintos municipios gaditanos.

En esta décima campaña los recortes económicos han llevado a prescindir de alicientes añadidos como el desayuno tradicional ofertado al inicio de otras repoblaciones. Sin embargo, el seguimiento y respuesta de los voluntarios ambientales no se ha visto mermado. Así lo ha destacado entre otros el alcalde de Facinas, Andrés Trujillo que ha agradecido el trabajo realizado tanto por el Ayuntamiento de Tarifa como por la Asociación “Amigos del Parque de los Alcornocales”.

El programa de educación ambiental y concienciación encuentra cada año entre los menores su grupo más nutrido de voluntarios para repoblar el monte. Por eso con campañas como ésta la administración aspira también a divulgar la riqueza y características de un entorno natural que a pesar de la cercanía, muchas veces no se conoce.

Lo recalcaba así el concejal de Medio Ambiente, José Antonio Santos quien por otro lado apuntaba a la importancia de las actuaciones de mantenimiento y cuidado del monte acometidas en estos días. Desde el gobierno se subrayaba así especialmente a las tareas de desbroce iniciadas en zonas atravesadas por líneas de alta tensión eléctrica como acciones que se convierten en una prevención contra el fuego.

Cerca de cien voluntarios de edades diversas se desplegaron el pasado sábado en el Pimpollar de Facinas para hacer realidad el lema de “Bosque Vivo”.

 

0 Comentarios

No hay comentarios disponibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ArabicEnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Cambiar tamaño de texto
Contraste