EN MARCHA EL MONUMENTO DEL BICENTENARIO DEL SITIO DE TARIFA

El escultor, Alberto Germán Franco, y el fundidor Francisco Ruiz firmaron el contrato del proyecto el pasado miércoles

El escultor Alberto Germán Franco y el fundidor Francisco Ruiz trabajan ya en la creación del monumento tarifeño al general Copons. El pasado miércoles ambos autores visitaron el emplazamiento en el que se colocará la escultura frente a la antigua Puerta del Retiro. La visita culminó en el Ayuntamiento con la firma del contrato que recoge el encargo realizado por la comisión municipal del Bicentario del Sitio de Tarifa.

El escultor, Alberto Germán Franco y el orfebre de la Fundición a la Cera Perdida, Francisco Ruiz se dieron cita el pasado miércoles con integrantes de la Comisión Municipal del Bicentenario del Sitio de Tarifa encargada de promocionar la agenda de la conmemoración.

Los autores del proyecto debatieron así, sobre el terreno, los desafíos que planteará la futura ubicación en la antigua Puerta del Retiro del monumento al general Francisco de Copons. Una escultura de cerca de tres metros de altura que realizada en bronce, se alzará sobre una peana de las mismas dimensiones

El monumento se ubicará en la confluencia de las calles Calzadilla de Téllez, General Copons, Independencia y Asedio. Un lugar cargado de significación en la historia de la resistencia de Tarifa a las tropas de Napoleón, y del que Alberto Germán Franco tomaba cumplida cuenta en su visita a la ciudad. De hecho, el escultor onubense apuntó al desafío artístico y estético que supone este proyecto enmarcado un escenario de murallas medievales que hablan por sí solas de la historia. En este sentido, refirió que su obra tratará de dar respuestas a las distintas perspectivas espaciales que plantea el enclave escogido de la Puerta del Retiro. Su intención –subrayó- es que todo aquel viandante que se acerque por la zona pueda contemplar la escultura, dimensionada e integrada en su entorno.

Pero además de conocer detalladamente el emplazamiento de la escultura, en la visita del pasado miércoles todas las partes firmaron el contrato de adjudicación del proyecto.

El modelo propuesto por el escultor representa al general Francisco Copons y Navia, defensor de Tarifa, en el momento en que éste lee la carta de intimación remitida por su contrincante, el general francés Leval, exigiéndole que le entregue la plaza. Con un estudio completo del uniforme de mariscal de campo, la escultura recreará al detalle la vestimenta característica de los ejércitos españoles de la época.

El artista local, Manuel Reiné que integra la Comisión Municipal del Bicentenario y que ha participado en la selección del proyecto, destacaba la singularidad de una obra que podrá ser contemplada desde múltiples ángulos.

Para la Fundación a la Cera Perdida, con sede en Sevilla, el trabajo encargado por el Ayuntamiento de Tarifa supone también todo un reto creativo. Con obra presente en distintas localidades gaditanas, el orfebre Francisco Ruiz “Marcelo” hablaba con satisfacción del encargo.

Con la creación de un monumento en recuerdo del general Francisco de Copons y Navia se aspira a divulgar un aspecto de la historia tarifeña hasta ahora poco valorado. La idea es que el perfil urbano de la ciudad cuente con otra estatua más, sumada a las de Alonso Pérez de Guzmán “El Bueno” o Sancho IV el Bravo, que permitan conocer la rica historia de Tarifa.

Para al Ayuntamiento el fomento de una agenda específica sobre el Bicentenario del Sitio de Tarifa viene siendo una constante en el trabajo de los últimos meses. El reto que más entusiasma -subrayó el alcalde, Juan Andrés Gil en el momento de la firma- es “dejar una huella en el entramado urbano más significativo de esa etapa histórica de manera que se ayude a conocer y comprender la riqueza del legado común de todos los tarifeños”.

Con estudio-taller en la sierra de Aracena, Alberto Germán abarca distintas disciplinas de la escultura como el retrato, la imaginería, la escultura monumental o la taurina. Su obra está repartida en las provincias de Sevilla, Huelva, Jaén, Granada y Cádiz.

Su boceto seleccionado por la Comisión del Bicentenario a mediados del pasado octubre, representa al General Copons ataviado a la usanza militar de la época, con el uniforme de mariscal de campo que reproduce al detalle casaca, fajín, sombrero, botonaduras, bordados de los entorchados, el sable y otros aspectos. La obra será modelada en barro sobre una estructura metálica. Posteriormente y tras su vaciado, la obra se fundirá en bronce en los talleres sevillanos de “Fundación a la Cera Perdida”

0 Comentarios

No hay comentarios disponibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ArabicEnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Cambiar tamaño de texto
Contraste