Los especialistas en restauración Manuel Ballesteros y Alejandro Cascajares restauran ya una antigua pintura de Guzmán el Bueno

El Ayuntamiento de Tarifa ha culminado ya los trámites previos para la restauración del lienzo de Alonso Pérez de Guzmán que hasta  ahora colgaba de las paredes del salón de plenos. Con la participación de la firma adjudicataria de los trabajos de recuperación, la obra, fechada en el 1876 y de autor anónimo ha sido embalada esta mañana para proceder a su traslado a los talleres de Manuel Ballesteros y Alejandro Cascajares.

Se trata de una actuación  demandada por colectivos locales de conservación del patrimonio histórico-artístico, tal y como subrayaba hoy el concejal de Cultura, Francisco Terán, presente junto al también edil, Ignacio Blanco en el acto de entrega formal del cuadro. El lienzo ha puesto ya rumbo a los talleres sevillanos de los especialistas en restauración y conservación Ballesteros-Cascajares. Culmina así el procedimiento iniciado con la licitación del proyecto finalmente asignado a la citada firma.

El lienzo con dimensiones aproximadas de un metro con doce centímetros por 86 centímetros de ancho presenta signos evidentes de deterioro como la perdida de luminosidad en partes oscurecidas o la distensión de parte de los bordes. De hecho, los restauradores desplazados hoy al Ayuntamiento de Tarifa han descrito cómo el barniz protector se ido oxidando a lo largo de los años, restando cualidades pictóricas al retrato. Los especialistas sitúan la obra dentro del estilo de los seguidores de la escuela sevillana de Murillo.

El acto formal de entrega de la obra se ha realizado en la antigua iglesia de Santa María, donde los restauradores han procedido además al embalaje minucioso del cuadro para su posterior traslado. Con la firma del documento de cesión se declara el inicio de un proyecto que había sido presupuestado como tal por el Ayuntamiento de Tarifa a través de la delegación de Cultura. En este punto, el concejal, Francisco Terán ha expresado la satisfacción ante una iniciativa que permite revalorizar piezas del patrimonio artístico municipal. Se estima que los trabajos podrían prolongarse por espacio de dos meses.

La firma Ballesteros y Cascajares tiene ya experiencia en Tarifa. Su último trabajo ha sido la restauración de Nuestra Señora de los Dolores.

0 Comentarios

No hay comentarios disponibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ArabicEnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Cambiar tamaño de texto
Contraste