EL TURISMO DE BODA COBRA AUGE EN LA CIUDAD TARIFEÑA

Para el mes de junio existen trece confirmaciones de oficios civiles en instalaciones municipales y hoteleras

El mes de mayo terminará con dos bodas en el Ayuntamiento de Tarifa. Las dos serán oficiadas en instalaciones hosteleras del término municipal.

La administracioón local ha confirmado también que el mes de junio será prolífico en el oficio de ceremonias de esta índole porque un total de 13 bodas están ya tramitadas formalmente. Son muchos los que se han decidido por Tarifa para sus matrimonios civiles y seis de las 13 en cuestión se oficiarán en la atractiva Iglesia de San Mataría, dentro del Castillo de Guzmán el Bueno. El resto se reparte en los muchos hoteles y restaurantes que se reparten a lo largo de toda la nacional 340, desde Atlanterra hasta el Hotel Mesón de Sancho.

El turismo nupcial prospera según el gobierno local que además deberá asumir circunstancias muy especiales en este sentido. Los ediles tendrán que repartirse en las jornadas del 9 y el 30 de junio. El día 9 concretamente se deberán oficiar hasta cuatro ceremonias casi paralelas en horario. Asimismo, el último día del mes de junio coincidirán también cinco bodas civiles en Tarifa.

El gobierno interpreta estos datos como un auténtico fenómeno turístico, sobre todo teniendo en cuenta que el trabajo en la pasado edición de FITUR fue en esa misma línea. Tarifa y sus beldades paisajísticas, así como la figura de Kiteboy parecen dar sus frutos ahora, según advierten los ediles implicados.

Hasta el Gabinete de Alcaldía siguen llegando solicitudes de información. Este departamento confirma que los interesados llaman desde diferentes puntos de la geografía española. Gallegos, catalanes, madrileños y otros andaluces muestran su interés por celebrar matrimonios aprovechando el atractivo de la costa y de los muchos parajes naturales.

El Ayuntamiento envía información pormenorizada al respecto y no sólo hace referencia a los trámites burocráticos sino también a las tarifas estipuladas según la ordenanza municipal reguladoras. Así, se explica que casarse cuesta unos 10 euros si uno de los cónyuges está empadronado en la ciudad y si el oficio es en días laborables.

En cambio, casarse un sábado puede costar 64 euros si uno de los cónyuges está empadronado y 125 euros en caso contrario. Casarse fuera de las instalaciones municipales y en día festivo oscila entre los 125 y los 252 euros.

Pero en la información previa que difunde el ayuntamiento se aclara que primero se debe tramitar el expediente a través del Juzgado de Tarifa. Al concluir el expediente, el Juzgado de Tarifa emite una autorización que deberá ser presentada en el consistorio al menos 15 días antes de la boda. Si se es de fuera de la ciudad será necesario, previamente, tramitar el expediente en el Registro Civil que corresponda.

 

 

0 Comentarios

No hay comentarios disponibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ArabicEnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Cambiar tamaño de texto
Contraste