Saluda del Ilmo. Sr. Alcalde


D. Francisco Ruiz Giráldez

El inspector de Educación y el Alcalde felicitan a profesores, alumnos y tutores por el trabajo desplegado

La I Feria de las Ciencias promovida por el proyecto intercentros “Escuela. Espacio de Paz” ha centrado hoy la atención de buena parta de la comunidad educativa de todo el municipio. El gimnasio del IES Baelo Claudia ha sido el espacio de encuentro de centenares de escolares que interrumpidamente han recorrido los expositores para apreciar de cerca los experimentos creados en las aulas de Tarifa. La organización de la muestra ha contado con el respaldo del Ayuntamiento local y la administración educativa con presencia, entre otros, del coordinador de la inspección de Educación, Miguel Ángel García Luque.

Todos han aplaudido una iniciativa que además de acercar la ciencia a todas las edades, ha sabido fomentar la educación en valores con ejemplos de trabajo conjunto e interacción. Promotores y colaboradores coinciden en que ha sido la primera edición de un evento destinado a continuar.

En torno a las nueve y media de la mañana el alcalde, Francisco Ruiz y la coordinadora del proyecto intercentros “Escuela. Espacio de Paz”, Isabel Vasco procedían al corte de cinta inaugural. Era el gesto que daba por iniciada la Primera Feria de las Ciencias de Tarifa. Un evento asumido por toda la comunidad educativa de Tarifa. A partir de ahí se iniciaba un desfile continuo de visitas de la población escolar que ha tenido esta mañana su punto de encuentro en el gimnasio del IES Baelo Claudia. En los expositores desplegados por cada uno de los centros, los escolares –artífices de experimentos y aplicaciones prácticas de leyes de la física y la química- han sido los encargados de explicar sus creaciones.
Esta primera edición desarrollada a partir de una propuesta del inspector educativo de zona, David Benítez, ha tenido una temática libre adaptada a las preferencias de cada aula o ciclo participante. Así, las creaciones han abordado desde temáticas generales como el magnetismo o los modelos de diseño arquitectónico, hasta la capilaridad de materias como el aceite. En la Feria de las Ciencias se han visto aplicaciones prácticas de la tercera ley de Newton, la que dice que “a cada acción, siempre se opone una reacción igual, pero en sentido contrario”. El CEIP Campiña de Tarifa la ha llevado a la práctica para volar artilugios.
Han abundado también las reacciones químicas, las que generan la mezcla de elementos como el vinagre y el bicarbonato, un ácido y una base que pueden liberar gas. Ligados en un envase taponado por un globo producen un experimento gaseoso. Es lo que por ejemplo se ha visto en los expositores de la Educación Infantil de los CEIP Virgen del Sol y Guzmán el Bueno.
Esta misma mezcla gaseosa, teñida con algo de colorante, ha sido la base que han tomado en el CEIP Divina Pastora para recrear la erupción volcánica. Aquí ha temática ha girado en torno los fenómenos atmosféricos del medio físico con la recreación de un borrasca a base de espuma.
Cada uno de los centros escolares de Tarifa ha presentado sus creaciones e ingenios en esta primera Feria de las Ciencias. Ha sido una jornada intensa, con continuo desfile de estudiantes para ver las creaciones del resto. Desde la Educación Infantil al Bachillerato, pasando por alumnado adulto de la Educación Permanente, han llenado el gimnasio del Baelo Claudia. Lo resaltaba así, la coordinadora del proyecto educativo, Isabel Vasco que resaltaba la respuesta de todos los centros docentes.
Por la tarde, padres y tutores han tomado el relevo entre el público. También ellos han comprobado que la física y la química tienen aplicaciones insólitas y divertidas.
Desde el gobierno local, el alcalde Francisco Ruiz ha destacado la “valentía y entusiasmo” de una comunidad educativa que ha hecho suyo el reto propuesto hace meses desde la inspección educativa. El primer edil ha resaltado el grado de implicación de la comunidad educativa, y el papel de unos profesionales de la enseñanza “que no sólo educan sino que también contribuyen a crear una sociedad más dinámica, crítica y creativa”. También el coordinador de la inspección de zona, Miguel Ángel García felicitaba a los participantes y subrayaba el valor de una iniciativa “que promueve la educación en valores. Más allá del acercamiento de la ciencia, esto es una tarea colectiva, que se trabaja en equipo y promueve el encuentro entre todos, la interacción. Es una actividad llena de sentido pedagógico, no solo curricular con la transmisión del amor a la ciencia. También se pone en práctica aquí el sentido amplio de la comunidad educativa”.